Warning: Creating default object from empty value in /home/cmsexper/www/_santa-catalina/wp-content/plugins/zdmultilang/zd_multilang.php on line 1450
Santa Catalina » » Programme

Programa

Una visita típica a Santa Catalina, son seis días de caza, incluyendo un día de perdices, un día de palomas y cuatro días de aves acuáticas.
Usualmente comenzamos la visita con un día de perdiz seguido por dos días de patos, después hacemos un día de palomas patos y dos días más de patos. Esta alternancia permite a los cazadores variar los tipos de caza y de hábitat, y nos permite conceder una tregua a las aves acuáticas antes de continuar nuestra exploración.
También se puede organizar extensiones a otros tipos de caza (Favor de preguntarnos).

Un típico día de caza de pato
El cazador debe levantarse antes del amanecer. Cualquiera que sea la hora, Monique servirá el desayuno. Debe entonces uno ir a los lugares de caza para estar listo para cazar antes del amanecer. El guía prepara el mirador, hace que “sus” cazadores vadeen en el fango lo menos posible y coloca los señuelos en su lugar. La oscuridad se disipa gradualmente, la caza puede comenzar. Entre una bandada de pato picazo y una de cercetas, uno no puede dejar de ver las cigüeñas dando vueltas por encima, sin asustarse por los disparos, o un vuelo de espátulas rosadas, brillantes en el sol de la mañana.

El espectáculo es una belleza tal que a veces nos olvidamos de los patos. Afortunadamente, el guía está ahí para recordarnos.
Los señuelos atraen a los patos como imanes. Una bandada que iba lejos da una vuelta en arco y se dirige a nosotros a toda velocidad. Emoción garantizada. La cercetas, especialmente las de collar y las vesicular, llegan a la orilla del agua y se paran entre los señuelos antes de que uno pueda hacer cualquier movimiento. No disparen, por favor!

Regresamos a Santa Catalina por la mañana, mientras las aves todavía vuelan por encima. Una ducha, si se quiere, o un café o una cerveza, o un rato de pesca para los adictos. Emilie prepara el almuerzo y después una pequeña siesta para los aficionados.
El ritual de la caza se repite por la tarde. De regreso a casa, se hacen evaluaciones y comentarios en torno al aperitivo, la cena en la familia, la noche será corta hasta la mañana siguiente. Se puede, si el cazador lo desea, sustituir un día de caza por un día de pesca en el río. También tenemos peces.